Gato Mecánico mejores

Gato Mecánico – Los Mejores – Guía de Compra

 

¿Por qué comprar un gato mecánico?

 

Los gatos mecánicos son una herramienta que toda persona que tenga vehículo necesita llevar encima ya que te va a salvar si o si de un apuro si tienes que levantar el coche si por ejemplo has pinchado o tienes que cambiar una rueda.

 

Los 3 Mejores Gatos Mecánicos

 

 

Qué diferencia un gato mecánico de un gato hidráulico

 

Gatos Mecánicos

 

A diferencia de los gatos hidráulicos, los gatos mecánicos sólo utilizan medios físicos para elevar y bajar sus cargas. Utilizando ventajas mecánicas, estos gatos son comúnmente vistos en la industria automotriz para levantar vehículos y otras cargas.

Un tipo común de gato mecánico se conoce como «gato de tornillo». Con el uso de un motor, o una palanca que es accionada por un operador, un tornillo utiliza la forma de sus roscas para subir o bajar el gato. Dependiendo del tipo de gato, el propio tornillo puede subir o bajar la carga, o una tuerca de desplazamiento hace el levantamiento mientras el tornillo gira en su lugar.

Estos gatos tienen muchas aplicaciones que incluyen plataformas móviles en escenarios, cambio de ajustes en maquinaria para trabajar la madera y ajustes de radiotelescopios. Otras aplicaciones también implican el uso de gatos mecánicos y proporcionan alguna ventaja sobre los sistemas hidráulicos.

 

Gatos hidráulicos

 

Los gatos que utilizan energía hidráulica operan en el fenómeno de que los fluidos producen la misma presión en todos los puntos cuando están contenidos en un sistema cerrado. Con este tipo de gatos, un fluido está contenido dentro de un recipiente grande y pequeño, ambos unidos por tubos. Cuando se aplica una pequeña cantidad de fuerza al tubo más pequeño, la presión sobre el fluido aumenta. Esto significa que, dentro del tubo más grande, se aplica la misma cantidad de presión por pulgada cuadrada sobre una superficie más grande, lo que resulta en una mayor cantidad de fuerza.

Con los gatos hidráulicos, una menor fuerza puede elevar cargas que de otro modo serían imposibles. Los principios detrás de este tipo de gato fueron descubiertos en el siglo XVII. Actualmente, se utiliza en una amplia gama de industrias, incluyendo la automoción, la construcción, la fabricación y el cuidado de la salud. Los gatos hidráulicos se utilizan comúnmente para elevar vehículos con el fin de realizar el mantenimiento.

Aunque estos gatos son capaces de levantar cargas más pesadas que los gatos mecánicos, también tienen el inconveniente de que la carga se reducirá si se retira la potencia hidráulica del gato. Los operadores deben asegurarse de que la energía hidráulica permanezca en su lugar mientras trabajan con los gatos.

 

Gato mecánico

En resumen, ¿Qué es un gato mecánico?

 

El gato mecánico es el modelo de gato más simple, disponiendo de una superficie para apoyarse en el suelo, y una pata para coger el marco del vehículo, lo que hace es separar el vehículo o cualquier elemento del suelo y de manera fácil.

La capacidad de peso que puede aguantar esta el gato mecánico no supera la tonelada y media. Es la herramienta clave para cambiar una rueda de un coche, y no se recomienda utilizarla para hacer reparaciones complejas salvo que pueda asegurar un buen agarre.

 

Tienda de gatos mecánicos online

 

[content-egg-block template=offers_grid]

 

✅ Ventajas de los gatos mecánicos

 

 

Sus ventajas son su simplicidad de construcción, sus mínimos requerimientos de mantenimiento, y su reducido precio. Por contra, sus primordiales inconvenientes son su lentitud de accionamiento (y asimismo de repliegue) y su limitada capacidad de carga del gato mecánico.

Esto los hace convenientes para aplicaciones de empleo eventual (como el caso ya convocado de los gatos que portan la enorme mayoría de los vehículos para la substitución de una rueda estropeada), en los que prima la simplicidad y la ligereza, incluso a costa de un accionamiento lento y a veces complicado.

Del mismo modo, en procesos de edificación fáciles (como la unión de encofrados o bien cimbras), se emplean mecanismos de izado sencillísimos, que son meramente sistemas de descendientes roscados, que se activan manualmente con barras metálicas que se usan como palancas.

 

❌ Inconvenientes de los gatos mecánicos

 

Los inconvenientes de un sistema de gato mecánico incluyen el hecho de que no son capaces de levantar las mismas cargas que los hidráulicos. Además, las palancas que proporcionan una ventaja mecánica para las operaciones manuales sólo pueden alcanzar una cierta longitud antes de doblarse y volverse inútiles.

 

¿Cómo funciona el sistema del gato mecánico?

Los sistemas mecánicos son normalmente de autobloqueo. Esto significa que cuando se desconecta la alimentación del gato, el tornillo permanece en la misma posición hasta que se vuelve a conectar la alimentación.

Las propiedades de autobloqueo hacen que estos gatos sean más seguros de usar que las unidades hidráulicas, ya que los operadores no tienen que preocuparse por la pérdida de potencia.

 

 

Todas las ofertas del gato mecánico con los mejores precios para comprar online